El storytelling vende: Por qué nos gusta repetir el contenido de marca

La narración de historias dentro del contenido de marca fue una de las «tendencias» más calientes en el marketing de vídeo. Con la mayoría de los principales medios de comunicación anticipando un papel aún mayor para el contenido que lleva a los consumidores en un viaje emocional a través de la narrativa, vemos una de las razones por las que la narración «remasterizada» puede ser tan exitosa.

No es ningún secreto que el contenido de marca debe crear una conexión emocional y ser lo suficientemente agradable para atraer a los espectadores, pero ¿cuándo se vuelve demasiado predecible o repetitivo? Todos hemos visto una película y sabemos cómo va a terminar antes de que empiece, pero la seguimos viendo de todos modos. ¿Significa eso que es menos agradable? Tal vez, pero cuando se trata de vistas y compromiso (los elementos cuantificables que buscan los vendedores), todavía puede parecer una victoria en el papel.

Pero, ¿por qué nos gusta tanto? Tal vez sea porque estamos programados para que nos guste lo que nos resulta cómodo y lo que conocemos, señala la productora audiovisual Almería Sir Thomas. Tal vez sólo nos gusta porque es bueno. O tal vez, porque es nostálgico. El marketing de la nostalgia (sí, es algo real) está demostrando ser una de las técnicas más poderosas para las marcas cuando se dirigen a los millennials.

Un artículo reciente de Forbes afirmaba que los millennials se sienten atraídos por los recuerdos positivos de su infancia (años 80/90) simplemente porque les hace sentir bien. Tómelo como una respuesta científica y psicológica.

Como dice el artículo, las marcas pueden y deben aprovecharse de ello, lo que podría ser una de las razones por las que últimamente hemos visto tantos «remakes» de películas y programas de televisión antiguos. La población millennial no sólo representa una de las audiencias más valiosas para captar, sino que puede conducir a enormes ganancias cuantificables para los vendedores.

Esto nos lleva a preguntarnos: Si las marcas de superhéroes y Pokemon pueden reiniciarse con éxito, ¿se abre la puerta para que las marcas «reutilicen» algunos de sus contenidos más antiguos? Por supuesto.

Por ejemplo, Spiderman. Desde el lanzamiento original en 1977, Peter Parker se encuentra ahora en su tercera interpretación como el héroe de las telarañas. Puede que no parezca mucho, pero hay que tener en cuenta que las dos anteriores se produjeron en los últimos 15 años. ¿Por qué? Porque funciona. Sin que se plantee otra reflexión sobre qué significa realmente «original», hay que entender que la franquicia se recuperó por dos razones: Una, porque había un nuevo director que pensó que un nuevo reparto podría crear una relación más fuerte con los fans más jóvenes; y dos, porque era una enorme oportunidad para hacer un montón de dinero.

Desde el punto de vista de los videojuegos, Call of Duty es otro fantástico ejemplo de reutilización de contenidos. Call Of Duty 4 se lanzó en 2007 y revolucionó el género de los shooters en primera persona online. Este año, la editora del juego vuelve a sus orígenes y reedita una versión actualizada gráficamente de Call of Duty 4 para que los fans perdidos vuelvan a la franquicia.

Hay que admitir que el camino para reutilizar contenidos o aprovechar viejos personajes y hábitos que los millennials conocen y aman no es fácil para todas las marcas.

Aunque quizás no sea tan efectivo, las marcas más jóvenes también podrían explorar la reutilización o recreación de contenidos antiguos de alto rendimiento. Si a tu audiencia le encantó una historia, un personaje, una mascota o un elemento concreto que utilizaste en un vídeo antiguo, podría valer la pena que encontraras una forma de incorporarlos a tu próximo proyecto si estás buscando un aumento de la participación de los espectadores.

En última instancia, el principal motor del contenido «remasterizado» es su capacidad para recordar historias que conocemos y amamos, de modo que podamos volver a experimentarlas con la tecnología moderna. Esta estrategia de reutilización de lo que ya existe no sólo puede generar enormes ventas, sino que también es mucho más barata de producir y requiere menos estudios de mercado y pruebas para determinar las tasas de éxito.

Como empresa de producción de vídeo, no somos ajenos al contenido de marca, y sabemos que, independientemente de su marca, producto o empresa, la narración siempre venderá.